Inspecciones Termográficas

La termografía y las empresas.


Cualquier Organización por pequeña que sea debe tener como horizonte fundamental la productividad, sea que se acojan al uso de las herramientas administrativas actuales que se plantean en Mantenimiento Preventivo, en el Mantenimiento Productivo Total o el la productividad total. Es la aptitud de eliminar la necesidad de mantenimiento en nuestras instalaciones y mejorar la rentabilidad de nuestros procesos.

La Termografía Infrarroja juega un rol cada vez más importante en las actividades de Mantenimiento. Esta técnica de producir imágenes a partir de la radiación térmica invisible que emiten los objetos, es un medio que permite identificar, sin contacto alguno, componentes eléctricos y mecánicos más calientes que su operación normal indicando áreas de fallas inminentes o áreas con excesiva pérdida de calor, que usualmente son síntomas de fallas.

Aplicaciones

Detección de problemas en los componentes de las instalaciones eléctricas de alta o baja tensión, y fallos en el sistema, como por ejemplo sobretensiones, conexiones mal realizadas o daños internos, excesivos recalentamientos en algunos fusibles o conexiones.

Detección de fallos en instalaciones mecánicas, dentro de estas encontramos las de agua caliente sanitaria, climatización y de protección contra incendio, permitiéndonos estudiar el estado en que se encuentran sus componentes, y a detectar cualquier fuga de agua, obstrucción de tuberías, deterioro o pérdida del aislamiento que presentan, espesores inadecuados de aislamiento o incorrecta colocación del mismo.

Observación del estado de motores y equipos de bombeo de manera que una imagen térmica nos va a ayudar a detectar motores recalentados, bombas sobrecargadas, rodamientos calientes o problemas de lubricación, detectar estos problemas puede ayudar a evitar que se produzcan otros daños más graves y de más costosa reparación.

Aplica también para equipos como turbinas, compresores, calderas, entre otros.